Fantaseando Con Atari

Fantaseando con Atari

Mientras crecía escuche en repetidas ocasiones frases de que como videojuegos eran malos y echaban a perder la imaginación y muchas cosas más, hoy quiero enfocarme en el mito de cortar la imaginación, poco a poco cubriré a detalle mis experiencias personales que me mostraron que este tipo de frases y comentarios son falsos.

Quien me llegue a conocer personalmente sabrá que soy una persona altamente imaginativa creaba tramas complicadas en las aventuras de mis juguetes, llegue a crear juguetes a partir de retazos de papel, plásticos, tela y demás materiales. Con los videojuegos no era diferente imaginaba sobre como serían los videojuegos próximos a salir, creaba con lápiz y papel los diseños de mapas de videojuegos imaginarios y antes de todo esto imaginaba como sería jugar con la consola de Atari de mi hermano.

Durante mi infancia hubo un periodo donde me gustaba buscar en los rincones olvidados de mi hogar para ver que encontraba, a veces encontraba juguetes viejos, una que otra foto, objetos extraños que no sabía que eran y en una ocasión un control de videojuego. El control era el de un Atari 2600 que le pertenecía a mi hermano, era total y completamente distinto a lo que yo conocía como control de consola pues solo poseía el NES que heredé de el mismo hermano.

Al momento de encontrar ese control sabía lo que era a pesar de ser la primera vez que lo veía, no sabía de que consola era ni de quien era pero sabía que era un control de videojuegos, mi emoción al descubrir este control fue tal que empecé a explorar dentro de la misma zona de mi hogar con la esperanza de descubrir el resto de los elementos necesarios para probar este nuevo control. Mis esfuerzos fueron poco fructuosos pues lo único que encontré en mi búsqueda fueron 2 cartuchos pero ninguna consola ni cableado.

Mi pequeño y curioso ser quería conocer mas acerca de este nuevo descubrimiento, así que mi primer instinto fue preguntarle a mi papá  si era de el control y los juegos, pues ingenuamente pensaba que una consola más vieja que mi amado Nintendo debía de ser de antes de mis hermanos. Mi padre me informó que dicho control y juegos le pertenecían a mi hermano, inmediatamente le fui a preguntar a mi hermano acerca de el control y los juegos, la única respuesta que recibí acerca de todas mis dudas era que era el control y los juegos de un Atari.

Jamás supe como se verían los gráficos de aquellos cartuchos que descubrí, ni como se jugaba el con aquel control dichos juegos, pero durante un par de semanas sostenía el control en mis manos e imagina como sería jugar con este control, que tipo de acciones podía realizar presionando un solo botón, llegué a inventar mis propios juegos basándome en el control que se encontraba en mis manos. El Atari de mi hermano fue la consola que jamás puede jugar pero el recuerdo de mis ilusiones y deseos de experimentar la consola durante mi infancia será algo que me acompañará por siempre.

Fantaseando Con Atari

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s