Desapareciendo a Kinect

Desapareciendo Kinect

Esta semana Microsoft anunció una nueva versión de Xbox One que será 100 dólares mas económico a comparación de la versión actual de sistema en el mercado, este cambio lo pone en precio al mismo nivel que el PS4 de Sony que de momento se muestra como la favorita en ventas. La reducción de precio se debe a un cambio considerable en la consola y es que esta nueva presentación de Xbox One será una versión de la consola sin Kinect.

Este cambio radical en la estrategia de Xbox me parece resultado de los problemas que ha presentado la consola por posicionarse en el mercado como la mejor opción en la nueva generación de consolas de videojuegos, no es secreto que la estrategia inicial de Xbox One fallo dramáticamente en conectarse con el público gamer, Xbox realizó un buen trabajo para mejorar su percepción ante el consumidor pero al final de el día Sony fue el que supo comunicarse con los gamers y convencerlos en adquirir su consola.

Desapareciendo el Kinect en Xbox One se convierte en una manera efectiva de mejorar las ventas de el sistema pues permite ofrecer una versión más atractiva a el bolsillo de el consumidor al tener el mismo precio que su competencia y a la vez le ofrece a los gamers opciones, pues la percepción general de el kinect es que es un periférico que simplemente no aporta ningún beneficio al sistema.

El error más grave dentro de esta estrategia es que reduce las posibilidades de éxito de el Kinect 2.0 en la nueva generación y lo esta haciendo desde el inicio de el ciclo de vida de Xbox One, si bien el Kinect original tuvo la fortuna de volverse el aparato de novedad en moda al momento de su lanzamiento al poco tiempo los juegos de poca calidad y la poca variedad en los buenos juegos que aprovechaban este sistema redujo el potencial de este periférico.

No es culpa de los gamers que el Kinect sea percibido como un accesorio inútil para los juegos, es culpa de Xbox por no haber desarrollado un catalogo variado y constante de videojuegos de calidad para mostrar las bondades de el periférico. Con Xbox One cometió el mismo error al no tener al momento de lanzamiento juegos de gran impacto que fueran justificación para darle el valor necesario para que el costo de la consola fuera razonable, prueba de este descuido es que son solo un puñado de juegos los que serán imposibles de jugar con esta nueva presentación de Xbox One sin Kinect.

Los cambios que presenta la estrategia de Xbox One en general son favorables para impulsar las ventas de el sistema aunque no son tan buenas para el futuro de el Kinect, en lo personal aún no considero que este condenado el periférico pues dentro de el mundo de los videojuegos un solo juego puede hacer maravillas por un producto, aunque si considero que de existir dicho juego revolucionario que pueda mejorar la percepción de el Kinect deberá enfrentarse con que su alcance de consumidores ha sido reducida al haberse convertido en un producto que no todo usuario poseerá con su consola Xbox One.

Desapareciendo a Kinect

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s